0

Hijo de la mujer más odiada de América dice como Dios lo salvó

EE.UU.- En 1964, la revista estadounidense Time, se refirió a Madalyn Murray O’Hair como “la mujer más odiada de todo América”. O’Hair es la fundadora de Ateos de América (American Atheists) y, de manera oficial, fue presidenta de la organización durante 32 años: desde 1963 hasta 1995.

En 1960, O’Hair saltó a la fama después de presentar una demanda contra el Sistema Público de Educación de la ciudad de Baltimore (Estados Unidos), en la que se oponía a que su hijo Bill tuviera que participar en las lecturas de la Biblia que, en aquél entonces, eran habituales en las escuelas, y Madalyn consideraba esto inconstitucional.

A lo largo del proceso legal alegó que la negativa de su hijo a participar en las lecturas había conducido a que sus compañeros agredieran al niño, agresiones que habían sido deliberadamente ignoradas por la administración del centro. La demanda llegó al Tribunal Supremo en 1963.

El Tribunal votó a favor de Murray (ocho votos a favor y uno en contra), lo que convirtió en firme la prohibición de las oraciones y lectura de la biblia en todas las escuelas públicas de Estados Unidos.

Durante los años 60 y 70, O’Hair fue la voz y el rostro del ateísmo en los Estados Unidos. Por ello, fue una figura muy controvertida. Su propio hijo William, que no compartía su filosofía atea, la describiría más adelante como “profana y vulgar”.

La muerte de Murray añade aún más intriga a la historia. En 1995, Murray, su hijo y su nieto desaparecieron. Nadie sabía dónde estaban. Unos años después, se reveló que un antiguo trabajador de la Sociedad de Americanos Ateos, junto con un cómplice, habían matado a la familia.

La conversión de su hijo

La vida personal de Madalyn Murray O’Hair estaba más agitada. Su padre, su hermano y hasta su propio hijo (William, el que inspiró el caso) no se llevaban bien con ella. William J. Murray finalmente se convirtió al cristianismo y se ordenó como pastor. Permanecieron distanciados el resto de sus vidas.

Hoy el niño que sirvió de excusa para esa reivindicación, Bill Murray, es un cristiano convencido.

“La prohibición de la oración en la escuela fue un momento decisivo en la secularización de la cultura americana”, explica Rob Schenck, un líder de la comunidad protestante americana. “Las consecuencias se han visto a lo largo de 50 años y ahora los biznietos de aquellos responsables tienen que soportar su peso”.

“Yo nací en un hogar de violencia y rabia casi constante”, explica Bill Murray.

“Mi madre nunca se casó con mi padre o con el padre de mi hermano. Como resultado de sus constantes ataques de ira no podía mantener un trabajo, por lo que tuvimos que vivir siempre con mis abuelos en una pequeña casa de Baltimore”.

“Mi abuelo”, comenta Murray, “nunca había hecho una declaración de impuestos y la mayor parte de lo que hizo durante su vida fue ilegal o llevado adelante por malos consejos. No tenía ahorros. Mi abuela, por su parte, se dedicaba a leer las cartas del Tarot y a la magia. Mi tío, que tampoco hacía gran cosa, era un adicto a la pornografía, y mi madre llenó la casa con estatuas de animales en posición de apareamiento. Ella las adoraba”.

Entonces, ¿quién era realmente Madalyn Murray O´Hair? Madalyn Murray O’Hair fue una comunista atea militante que en 1960 intento desertar y marcharse a vivir a la Unión Soviética. Murray tiene muy clara la definición de su madre: “Mi madre no era más que el líder ateo que todos conocían. Ella era una persona malvada que llevó a muchos al infierno. Es difícil para mí decir esto de mi propia madre, pero es la verdad”.

Bill recuerda que cuando él tenía diez u once años, su madre solía llegar a casa presumiendo de haber pasado el día en las salas de cine X: “Estaba orgullosa del hecho de que ella era la única mujer en el cine viendo esta porquería. Toda la vida de mi madre circulaba por esas cosas. Incluso escribió artículos para una revista pornográfica”. Había un armario lleno de bebida alcohólicas y una nevera llena de alimentos ricos en grasa y azúcar: “Le gustaba vivir una vida que ella denominaba ‘de reyes”.

“A mi madre le encantaba contratar a delincuentes para trabajar en sus oficinas. Tenía un especial afecto por los asesinos convictos que ya habían cumplido su condena. Fue su ambición de poder y manipulación sobre las personas lo que finalmente le causaría no sólo su muerte, sino también la de mi hermano y la de mi hija”.

Detestó a su hijo cuando se convirtió

La gran paradoja de la vida de Madalyn Murray es que su hijo mayor, William ‘Bill’ Murray, acabó convirtiéndose al cristianismo en 1980, con 34 años. Justamente el hijo que le sirvió para conseguir que no se orase en las escuelas, con el tiempo acabaría encontrando a Cristo y abrazando una vida religiosa.

Cuando ella lo supo no pudo decir palabras más terribles que éstas: “Se podría llamar a esto un aborto postnatal, supongo. Yo repudio a Bill totalmente y completamente por ahora y por siempre… Él está más allá del perdón humano”.

Bill había aprendido a vivir una vida absolutamente sensual: alcohol, drogas, tabaco, total libertinaje sexual: “Yo bebía un litro de vodka al día y cuando cumplí los treinta años, ya había estado casado dos veces. Vivía sólo para comer, beber y tener lo que yo pensaba que eran los placeres sexuales”.

Harto de la situación, Bill comenzó a replantearse toda su vida y a buscar algo trascendente y que pudiera llenarle: “Yo había visto todo el mal en el mundo y ahora quería ver el otro lado de la vida”. Clamó al Señor en busca de ayuda y lo consiguió. Se convirtió al cristianismo y gracias a unas buenas personas que lo acogieron dio un paso hacia un mundo desconocido del que nunca había oído hablar.

El resentimiento de su madre llegó a tal grado que convenció a toda su familia para le cerraran las puertas, empezando por su hermano y su hija: “Durante veinte años no pude hablar con mi hermano. Él me colgaba el teléfono o rompía mis cartas, al igual que mi hija”. Para ellos fui un traidor, un abortado.

Su madre es asesinada por otro ateo

El final de esta historia llegó en septiembre de 1995. Madalyn Murray O´Hair fue brutalmente asesinada a la edad de 76 años, su cuerpo descuartizado y quemado junto al de su hijo Jon y el de su nieta Robin. Los asesinos fueron dos empleados de su asociación de ateos que pretendieron robarle 600.000 dólares de los donativos de sus afiliados.

Quien fuera la excusa de una campaña contra la fe y la vivencia de la religión en el ámbito público, Bill Murray, ahora es pastor protestante y se ha convertido en Washington en el Presidente de la “Coalición por la Libertad Religiosa”, en donde trabaja por ayudar a los cristianos que viven en países musulmanes y comunistas y son perseguidos por sus creencias.

Pero ya desde su conversión apuntaba maneras: fue director de la asociación “Amigos de la Libertad”, una organización de apoyo a las víctimas del comunismo en cualquier lugar del mundo, y en la década de 1990 fundó la primera empresa que logró publicar la Biblia en Rusia.

La entrada Hijo de la mujer más odiada de América dice como Dios lo salvó aparece primero en NoticiaCristiana.com.

antorcharadio42ad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *