0

Satanista se rinde a Jesús después que su madre oró por él 33 años

EE.UU.- La madre de Brian llegó a pensar que nunca vería la transformación de su hijo, pero aún así ella no desistió de orar. Los primeros conflictos de su vida comenzaron en la infancia, cuando Brian empezó a ser abusado por el padre de forma física y sentimental.

“Yo odiaba a la gente y, si yo no podía hacer uso de ellas para mi bien, yo no las quería cerca de mí”, dijo. Brian era el blanco perfecto de las personas que les gustaba intimidar, pero ninguna de las provocaciones de sus colegas le hicieron tanto mal como los abusos de su padre.

A medida que Brian crecía, su odio también era aumentado. Comenzó a robar y crear confusiones en la iglesia. “Oía cosas como: ‘Usted es un problema’, ‘usted no es nada’, usted nunca va a ser nada, ‘usted es un pecador’, ‘usted irá al infierno’. Yo tenía sólo 10 años y yo no quería estar en casa, ni en la escuela ni en la iglesia”, compartió.

Pero una persona era diferente de todos, su madre Dorothy. “Ella siempre le dijo que le amaba, yo decía: “No importa lo que hagas, no vas a alejar mi amor. “Entonces, Brian conoció a algunos amigos en la escuela secundaria y ellos le ofrecieron un cigarrillo, lo que fue aceptado con placer.

Junto con sus nuevos amigos, Brian se convirtió en lo que más odiaba. Ahora todos conocían su nombre. “Yo era un gran dependiente químico y vendía marihuana”, dijo. “Vendía pornografía en las escuelas. Entraba en las iglesias y robaba los equipos de sonido. “Yo amaba cuando la gente me miraba y mostraba que tenían miedo de mí”, subrayó.

Rehabilitación

Cuando Brian tenía 14 años, su padre lo entregó a un centro de rehabilitación, donde pasó los próximos cuatro años en casas de grupo, centros de tratamiento y salas de psicología, mientras continuaba vendiendo drogas y robando. Sin embargo, su madre se negó a renunciar a él.

“Yo intenté lo mejor de mí”, dijo Dorothy. “Fue una cosa tras otra. Fue difícil”. A los 18 años, Brian vio a sus padres divorciarse. Poco después, fue detenido en la cárcel, acusado de robar más de 250 casas y condenado a 10 años. Mientras estaba en máxima seguridad, adoptó un nuevo hobby: el satanismo.

“Llamaba a todos los poderes del reino demoníaco, hasta entonces yo estaba en el fondo. Viendo el miedo a los ojos de la gente, sabiendo en lo que estaba involucrado, incluso con los guardias”. Poco después de su liberación en 1994, su nueva novia lo traicionó y Brian, a su vez, invadió la casa del hombre y le disparó. El hombre sobrevivió, y Brian fue arrestado nuevamente. Su madre le había denunciado.

“Por supuesto que yo culpé a mi madre”, admitió. Ella explica: “En ese punto, vi que ya no había nada por hacer. Tuve que orar por él. Esa es la única cosa que me ayudaría”. Después de haber quedado recluido por 12 años, se reconectó con un viejo amigo y cliente. Brian entró en un nuevo vicio, la metanfetamina, una noche, después de pasar por una compulsión de seis días, su amigo se desmayó en un colchón al lado de un registro de calor, que se incendió, su amigo se quemó hasta morir.

A los 40

Un año después, Brian se quedó una vez más detrás de las rejas. Él compartió: “Yo estaba con 40 años y yo simplemente no quería vivir, yo sabía que yo era responsable”. Desesperado por quedarse limpio, Brian se unió a un programa de drogas y alcohol basado en la fe cristiana.

“Yo tenía que tener una Biblia para hacer la tarea. Tenía que llenar los espacios en blanco de las Escrituras. Entonces, al llenar los espacios en blanco, vi este versículo, el Salmo 51: 7 que dice: ‘Purifícame con hisopo, y quedaré puro; lávame y seré más blanco que la nieve. El Señor dijo: ‘Conoce la verdad y la verdad te liberará’. Y porque yo estaba leyendo la verdad, Él ya estaba empezando a cambiarme. En vez de llenar los espacios en blanco ahora, el Evangelio estaba llenando el espacio vacío de mi corazón“, planteó.

“Me di cuenta de que durante toda mi vida había herido a mi madre hasta el punto en que ella quería morir, me dijo que estaba orando por mí desde que me perdí. Pasé 33 años perdido y mi madre nunca desistió. “Eso es amor verdadero, ese es el amor de Cristo”, finalizó.

La entrada Satanista se rinde a Jesús después que su madre oró por él 33 años aparece primero en Noticias Cristianas Evangélicas.

antorcharadio42ad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *